Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
miércoles, 12 de diciembre de 2012

12/12/2012 01:30:00 p. m.

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.


La Habana, 11 de diciembre.- El Día internacional de los Derechos Humanos, 10 de diciembre, lo dedica el gobierno de Cuba a violar masivamente esos derechos y a proclamar que EE.UU los viola, mientras la UNICEF y otros organismos de la ONU deshojan flores ante el trono de los Castro.
Año tras año, primero el Dr. Darsi Ferret y ahora el opositor pacifico Edelmis Rodríguez Lobaina, convocan a conmemorar ese día con una marcha en silencio en el parque de El Vedado frontero a las oficinas de la UNESCO en La Habana.
Otros opositores convocan a diversos actos simples, a veces reunirse en una casa a cantar el himno nacional  y elogiar la Declaración Universal.
Todos son reprimidos, el día lo conmemora el Régimen con arrestos "preventivos" de centenares de personas, asedio en sus casas a opositores por parte de agentes de la policía política o de sus turbas, y su represión violenta en los lugares en que proyectaron reunirse.
La UNESCO, que entre sus funciones tiene divulgar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, no los divulga y menos protesta por la represión a los cubanos que pretenden divulgarlos, ni aunque los golpeen a las mismas puertas de sus oficinas en La Habana.
El Estado proclama que los cumple y que quienes los viola son los EE.UU, no los divulga, aunque si divulga en carteles y TV controvertibles derechos del niño que es imposible existan si sus padres carecen de derechos.
Si el Estado los cumple y EE.UU los viola, el Estado sería el primer interesado en conmemorar el Día de los Derechos Humanos y divulgarlos; pero los oculta y tergiversa.
Como los derechos son personales, su propaganda afirma que los cumple en "las masas, beneficiadas por la Revolución", al individuo lo diluye en la amorfa "masa".
Los derechos los generaliza hasta privarlos de significado y los limita a los supuestos regalos estatales en salud pública y educación.
Miente: Periódico Granma, 10 de diciembre: "Desde que triunfó la Revolución el Primero de enero de 1959, jamás ha habido en Cuba un solo caso de asesinato, tortura o ejecución extrajudicial…/ "( EE.UU viola los derechos)  "/…de sus propios ciudadanos, como es la prohibición de viajar a Cuba".
Mucha sangre clama desde 1959 esa falsedad, con el agravante de que las ejecuciones no tuvieron que hacerlas extra judiciales, aunque las autorizaron en el lugar con los alzados en armas contra "la revolución".
Por viajar a Cuba y repartir móviles y computadoras está preso el ciudadano estadounidense de origen hebreo Alan Gross a quien equiparan a los cinco convictos por espiar para Castro's.
Y en Cuba los cubanos no tienen derecho a viajar ni al extranjero, ni por su propio país pues los habitantes de regiones empobrecidas que emigran a La Habana son deportados, "reintegrados a su lugar de origen", multados y encarcelados los reincidentes, por "inmigrantes ilegales".
Empujados por la oposición, reconocen teóricamente el racismo y culpan al pasado, pero ni una palabra sobre el sistema penal que tritura al 1 o' 2% de la población con condiciones que tipifican como tortura según pacto de la ONU.
Siempre la confusión y el doble rasero moral son armas de su propaganda, y la UNESCO, la UNICEF, la OMS y la OPS se prestan al juego elogiando inverificables cifras de "logros cubanos".
Entretanto la cifra de las víctimas de los arrestos y atropellos por la singular conmemoración gubernamental del Día Internacional de los Derechos Humanos crece de diciembre a diciembre; Roberto de Jesús Guerra, Director de Hablemos Press, contabiliza 240 arrestados desde el 1 al 10 de diciembre -sin contar los sitiados en sus hogares- y la cifra aumenta con nuevos reportes.

Random Posts