Obtener el Flash Player para acceder a este reproductor. Streaming para Radios

Caricatura del dia

domingo, 11 de noviembre de 2012

Internet: Libertad a la verdad

Por Jorge Alberto Liriano Linares/ Hablemos Press.

Camagüey, 9 de noviembre.- Como si el tiempo no hubiese trascurrido desde aquel 1 de enero del 1959, los cubanos permanecen impolutos  ante el mundo que los rodea;  por desgracia para nosotros, los humildes pobladores de la isla caribeña, después de 53 años de férrea dictadura militar, casados con una vida de necesidad,  miseria, y altos índices de pobreza; sometidos por la más cruda de las represiones, injusticias y censuras; donde el régimen cubano continúa con su política de doble rasero, al examinar minuciosamente cada  apertura al desarrollo y la civilización.
Hoy, en Cuba, los llamados cambios son cuidadosos y burocráticamente examinados por las altas esferas del estado y del gobierno; tan estrictos, que los avances son sumamente lentos -todo en Cuba es demasiado lento-, mientras los tiempos de internet son muy rápidos; por eso, corremos el riesgo de estar constantemente atrasados con respecto al resto de la humanidad.
Unas de las más cuantiosas  limitaciones que enfrenta el pueblo cubano, es la falta de contacto con el mundo exterior.  Como cínica justificación,  esgrimen el  pretexto del supuesto bloqueo impuesto por el enemigo histórico del norte que, según ellos, les impide conectarse a las decenas de cables submarinos que  rodean la isla,   para poder acceder a internet; por supuesto, la censura está dirigida a la prensa independiente, a los blogueros y miembros del movimiento opositor; las prohibiciones, en este sentido,  son dirigidas a la familia cubana.
Recientemente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba publicó una declaración donde amenaza, reprime y cuestiona -como un pecado capital-, los programas de superación, impartición de cursos de periodismo e informática que brinda la Oficina de Intereses de  los Estados Unidos en Cuba a la población; arremete con histeria, denunciando la educación, la cultura y el desarrollo del pueblo como una actividad ilegal, injerencista, ofensiva y provocadora; tilda de acciones subversivas lo que constituye un derecho humano  inalienable.
Desvergonzadamente, muestran su feo y represivo rostro, cuando se trata de respetar  el derecho a la libertad de pensamiento, de opinión y de expresión; se olvidan, que los cubanos también somos seres humanos y nos asiste el derecho de opinar, investigar y recibir información; incluso, el derecho de difundirlas sin limitación de fronteras y por cualquier medio de expresión que exista. 
Tanto le duele,  la denuncia  a la inmoralidad y la corrupción; tanto le temen a la desnudez que muestra el debilitamiento político y social que vive el país, que amenazan con penalizar la verdad, y demandan que los miembros de la prensa independiente abandonen el país; amenazan y reprimen, efectúan arrestos arbitrarios, acosan y persiguen ferozmente al movimiento opositor, que cada día gana más en prestigio y seguidores, precisamente asqueado de tanta mentira, de tanto fraude, de tantos abusos.
El pueblo, cansado de manipulación y desinformaciones,  acude a apoyar a quien defiende con valor sus ideas y enfrenta a la tiranía arriesgando hasta su vida.                           
La verdad, no se puede ocultar; la verdad está latente y requiere libertad; nada ni nadie la detiene ni la esconde tan fácilmente; mucho menos cuando un pueblo sufre y ha sufrido la traición de sus dirigentes.
Y me detengo aquí, pues no quiero caer en el exabrupto público por culpa de quienes se empecinan en empoderar al  socialismo; no obstante la crisis económica,  política y social que vive el país.
La verdad, sobre la realidad cubana hoy, más que nunca, es trasparente, como la vida digna y honesta de millones de cubanos. No se trata de subvertir el orden constitucional; tampoco existe injerencia alguna en los asuntos internos, ni la llamada guerra fría o mediática; se trata de que reconozcan  y respeten nuestros derechos como ciudadanos, como seres humanos. Se trata de decir la verdad.
Estamos conscientes que no existe un solo  rincón en el planeta a donde no llegue -a cada uno de sus habitantes-, no sólo el mensaje de represión y terror al que vive sometido este pueblo, prisionero  de una ideología absurda y derrocadora, sino también, el mensaje solidario de todos los pueblos libres y democráticos del mundo que sufren -como nosotros- la opresión, el oprobio y la falta de libertades y derechos.  
Sólo nos resta enviar nuestra profunda gratitud a todos aquellos que solidariamente nos apoyan moralmente. Gracias por permitir que  la realidad cubana se conozca; gracias por ayudarnos a combatir el abuso, la desigualdad y las injusticias. Gracias por estar junto a nosotros, los que sabemos elegir entre el yugo y la luz, “Mejor la Estrella que ilumina y mata”.
Share this article

Videos

Caricaturas

 
Copyright © 2009-2014 Centro de Información Hablemos Press • All Rights Reserved.
Distributed By Free Blogger Templates | Template Design by BTDesigner
back to top