Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
miércoles, 21 de noviembre de 2012

11/21/2012 11:42:00 a. m.
La Habana, 21 de noviembre.- El periodismo dinámico, comprometido con lo mejor de las causas humanas,  es la fisura por donde encuentra su cauce la verdad; es el soporte que garantiza la existencia de organizaciones humanitarias imprescindibles como Amnistía Internacional.

El periodismo, no sólo provee información sobre acontecimientos que son del conocimiento público, sino que busca, en la entraña misma de lo oculto -con riesgo muchas veces para la vida-, y golpea la oscuridad que parece inaccesible; y la quiebra, hasta que se deshace en luz todo el misterio.

A través del sacerdocio del periodismo insobornable, que no responde a los intereses de ningún poder político e ideológico, se rompen los muros de silencio que levantan las tiranías para asfixiar los clamores de libertad de los pueblos oprimidos.

El encarcelamiento de cualquier inocente, es un insulto que lastima la sensibilidad de la criatura humana. Si ser privado de la libertad, por ejercer el derecho a expresarse, es un crimen de lesa vida, cuánto mayor no será el crimen de condenar a prisión a quienes investigan,  recaban información y denuncian, para que el abuso, el robo de recursos adquiridos mediante donaciones humanitarias, y cualquier acción que resulte gravosa al bienestar común, no pueda escapar a través de la noche escurridiza de la impunidad.

Por eso nosotros, periodistas independientes; ciudadanos comprometidos con la verdad, la razón, las libertades fundamentales y la defensa de los derechos humanos, y considerando la contribución extraordinaria de Amnistía Internacional a la causa sublime de los derechos humanos en todos los rincones del planeta, clamamos a ustedes -con la esperanza puesta en la grandeza de vuestra obra de amor y justicia-, para que emitan un pronunciamiento más enérgico y constante, exigiendo al gobierno de Cuba que libere al periodista independiente cubano, corresponsal del Centro de Información Hablemos Press,  Calixto Ramón Martínez Arias; e incluso, consideren la posibilidad de declararlo preso de conciencia, lo que sería sin dudas uno más de los tantos actos de justicia con los que Amnistía Internacional sacude la soberbia de las tiranías.

El 16 de septiembre, Calixto Ramón fue enviado al centro penitenciario Valle Grande, donde permaneció hasta el 10 de Noviembre, fecha en que fue trasladado para la prisión Combinado del Este. El mismo día de su traslado las autoridades carcelarias -por órdenes de la seguridad del estado-, lo despojaron de todas sus pertenencias y lo obligaron a vestir el uniforme común a todos los reclusos. Martínez Arias, protestó por el maltrato y la medida extremadamente arbitraria; se negó a ser tratado como un reo común y exigió el respeto debido a su condición de periodista; pero además, como resultado de las violaciones cometidas contra su persona, desde el mismo día de su traslado para el Combinado del Este, Calixto Ramón Martínez Arias dio inicio a una huelga de hambre que continúa hasta el presente.

Como represalia por la actitud asumida, las autoridades carcelarias han extremado las medidas represivas contra Calixto Ramón, y ayer, día 20, fue trasladado a una de las celdas de castigo del 47, lugar también conocido como el corredor de la muerte, por haber sido el área donde hasta el año 2005 llevaban a los condenados a muerte.

El prisionero político Alexander Roberto Fernández Rico informó hoy, día 21, que a Martínez Arias lo mantienen desnudo en la celda de castigo donde sólo recibe como suministro diario un litro de agua. 

Insistimos en recordar, que la causa fundamental que llevó a nuestro corresponsal a prisión fue la investigación que estaba realizando en el Aeropuerto Internacional José Martí, relacionada con el deterioro -por abandono- de varias toneladas de medicamentos enviados a Cuba por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como parte del programa de ayuda humanitaria que esta organización lleva a cabo por todo el mundo.

Como hemos dicho en trabajos anteriores -desde que iniciamos nuestra campaña por la liberación de Calixto Ramón-, el periodista que va de frente, sin más ambición que poner el conocimiento al alcance de todos, es un soldado de la verdad tendiendo puentes de luz sobre los muros de silencio, corrupción y miedo que levanta la mentira y el despotismo; por eso, un periodista preso no es un problema individual; un periodista preso, es una lanza clavada en el pecho de la libertad de expresión, haciendo pedazos el corazón de todos los derechos; y el mundo libre tiene el compromiso de levantarse -como un puño cerrado de cara al cielo- exigiendo respeto y clamando libertad. 

Random Posts