domingo, 14 de octubre de 2012

PRIMAVERA DE OCTUBRE

Por Ernesto Aquino/Hablemos Press.


La Habana, 14 de octubre.- El pecho de la Libertad sigue llorando su lágrima infinita, mientras se quema en la cólera sublime de su dolor por la muerte de un ángel; porque son ángeles de Luz, todos los seres que salen a encender -con los fuegos generosos de su amor a la vida- esas oscuridades dolorosas, donde el miedo deja morir la honra para salvar la existencia miserable y degradada del sometido.

La desdicha y la vileza que generan los poderes esclavistas, para apagar los fuegos redentores, abrieron los abismos de sus odios y sus oscuridades en un intento por silenciar el vuelo soberbio y generoso de Laura Pollán; pero con su muerte, todos los sueños de libertad se hicieron luz en una sola estrella; para encender, con su fuego generoso, los deseos de libertad de todos los cubanos.

Su Espíritu, sigue desafiando la cobardía endemoniada de los tiranos, con la pureza incorruptible de sus reclamos incansables; y continúa  multiplicándose en el grito incansable de nuestras gargantas;   despertando cada fragmento dormido de la conciencia ciudadana con la Estrella de su ejemplo de mujer extraordinaria.

Su espíritu, nos sigue convocando a la rebeldía pacífica por la Libertad y la democracia; y un día, toda Cuba será un puño cerrado que al conjuro de un solo golpe de justicia hará pedazos la opresión y el crimen.

La tiranía que la arrebató de su amada tierra, aún está en el poder deshonrando la patria querida; pero las Damas de Blanco, seguirán empuñando los gladiolos de la libertad y del decoro; firmes, en sus reclamos de justicia; porque Laura Pollán está de pie, sobre todas las muertes, ¡DE PIE, EMPUÑANDO LA VIDA!

VIDEOS