jueves, 20 de septiembre de 2012

Médico cirujano debe presentarse hoy ante un Tribunal de La Habana



Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

La Habana, 20 de septiembre.- Un médico cirujano que fue acusado por Salida Ilegal del Territorio Nacional por presentar a su amiga a un agente de emigración debe presentarse este jueves ante un Tribunal de La Habana, que lo juzgó a dos años de privación de libertad.

El Dr. Eduardo Enrique Herrera Durán que trabaja como médico especialista en cirugía del Hospital Calixto García y residente en calle Línea 1010, Vedado, no imaginó que el presentar a su amiga, la Dra. Mayté Suarez López, hoy residente en los Estados Unidos, le ocasionaría tantos problemas.

Herrera explica en una misiva dirigida a la prensa: "Siendo civil fui juzgado en un tribunal militar por el delito de Salida Ilegal del Territorio Nacional como autor del mismo según lo recogido en el artículo 18 apartados 1 y 2 inciso a) del código penal cubano. Luego de haberme solidarizado y presentado  una colega a un oficial de inmigración para que este la orientara en los tramites que debía realizar. La doctora no podía reunirse con sus dos hijas menores y esposo que habían emigrado legalmente a los  Estados Unidos,  teniendo ella el visado correspondiente le negaron el  ¨PERMISO DE SALIDA¨ (que deben tener los cubanos para poder salir del país).  Felizmente la Doctora  pudo salir para encontrarse con su familia, desconociendo yo los trámites realizados por ella y el funcionario, enterándome posteriormente en el proceso investigativo. En un juicio donde primó la arrogancia militar y el exceso de poder, además de que se pretendiera dar una lección ejemplarizante puesto que llevaron a la sala gran cantidad de oficiales de emigración para que observaran el acto donde se debería administrar justicia, el fiscal planteó que yo ¨no era nadie para presentarle a un oficial de emigración a otra  persona porque para eso estaban las oficinas de emigración y mucho menos para cuestionar al Estado con respecto a que el acto de no dejar salir a la Dra. era injusta¨, prácticamente no se escuchó a la defensa por los jueces allí presentes, la cual fue brillante y demostró que no merecía el cargo que se me imputaba; no obstante luego de la petición del fiscal de dieciséis años de privación de libertad para el militar, tres años de privación de libertad  para el otro que se le aplicaba la misma causa a la mía y cuatro años para mí, deliberaron los jueces y dictaron la sentencia que consiste  en trece años para el militar, dos años de limitación de libertad para el otro  implicado y para mí, sin tener en cuenta que como cirujano no puedo operar bajo estas presiones".

Según Herrera el hecho ocurrió en la primera quincena de abril del 2011, meses más tarde se celebró el juicio donde fue condenado a dos años, que cumpliría del trabajo a la casa. Cada mes debía presentarse ante un juez de ejecución pero se negó "pues no puedo trabajar bajo presiones".

El Dr. ha recibido alrededor de 10 citaciones y visitas de un agente de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) para solicitarle que se presente ante el juez pero este alega "soy un hombre que salvo vidas" y "no puedo trabajar bajo presiones".

VIDEOS