martes, 25 de septiembre de 2012

¡GRACIAS, SOLIDARIDAD DE TODOS LOS DIAS!

Por Ernesto Aquino/ Hablemos Press.

La Habana, 25 de septiembre.- Tener el poder de la fuerza, carecer de talento y ser un cobarde son los ingredientes por excelencia que caracterizan y definen la naturaleza de los tiranos; el resto, es cuestión de estimular las bajas pasiones, premiar la vanidad de los ambiciosos y alimentar la desconfianza de los serviles.

Es cierto que los cubanos nos tornamos monotemáticos; pero toda nuestra realidad es un arcoíris monocromo en poder de la incertidumbre y la paranoia, y son múltiples las complicidades y los paternalismos oscuros que contribuyen a entorpecer y desalentar la obra de los que queremos romper las cadenas y dar un salto definitivo hacia la luz.

Por otra parte, cada vez que hablamos de nuestro dolor -¡siempre el mismo!- nos parece que duele menos, pues -de algún modo-, nos alcanza el alivio, cuando la solidaridad nos asegura que no estamos solos; porque a pesar de todos los demonios, no falta el amor, el amor de brazos abiertos y mano tendida; el amor, como de entraña de madre buena, donde cabemos todos.

Quiero agradecer, a todos los hombres y mujeres de todos los credos y culturas que nos ayudan, con la comprensión de su hermandad sublime, a soportar el fastidio de una existencia tediosa que lucha por convertirse en vida.

Gracias, por ayudarnos a realizar el milagro de convertir el odio y el desaliento -que enloquecen y destruyen-, en el amor piadoso y perdonador que edifica y eleva.

Gracias por acompañarnos en esta parte tan difícil del camino hacia la libertad; GRACIAS, porque a pesar de tantas oscuridades nunca nos ha faltado la poderosa luz de la solidaridad de todos los días.

Dios los bendiga por su devoción a la humanidad y su lealtad a la causa de todos los cubanos que amamos la libertad, la democracia, los derechos humanos, y luchamos por una Cuba sin esclavitud; donde cada cubano sea un rayo de sol, iluminando el corazón de la patria salvada.

VIDEOS