domingo, 5 de agosto de 2012

Raúl Castro discute a calzón quitado: El rey va desnudo


Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press).

La Habana.- En su discurso que dio pero que dijo que no dio el 26 de julio, el "inteligente, pragmático y organizado"  heredero de Fidel Castro,  develó sin querer  la causa del panorama de corrupción e inmoralidad que ensombrece a Cuba:
Confesó que  él y los otros "históricos" -salvadores permanentes de la Patria desde 1959- discuten "a calzón quitado", lo cual "en actividades muy intensas" durante las recientes sesiones del Poder Popular lo cansó tanto que por eso no iba a dar ningún discurso, según dijo en su discurso.
En el idioma Español, "tener calzones" o pantalones significa mostrar carácter enérgico en situación que lo requiere, portarse con hombría; y no tener calzones, bajárselos, quitárselos o dejárselos quitar, significa lo opuesto. Rezagos de machismo homofóbico que desecha revolucionariamente la frase de el General.
No me acusen de falta de respeto por burlarme, esa frase inconcebible en boca de un "señor presidente" es en sí misma una falta de respeto a Cuba y merece la censura que no encontrará en los consejeros ni en la prensa palaciegos.
Y obliga al mejor intencionado a sonreír suponiendo a los generales en calzoncillos con sus piernitas flacas y vientres prominentes, y a rechazar de la imaginación escenas de nudismo revolucionario, o debido a senilidad, durante importantes deliberaciones de gobierno.
Y al revolucionario, a alarmarse pensando que el aire acondicionado del teatro de la Asamblea le enfermara a sus ancianitos líderes en calzoncillos.
Y me espanta lo que dirán los mal intencionados  y esos "opositores mentirosos" sobre  exposición indecente  de "los líderes históricos de la Revolución" en escenitas dignas de las últimas horas del bunquer de Hitler; y con abuso de cargo: porque ningún policía se atreve a multarlos por ello; !más la falta de democracia!:
Pues  la Asamblea Nacional del Poder Popular, que, dicen, detenta la soberanía, se limita a aplaudir y a aprobar por unanimidad lo que dicta la piñita de ejecutivos y no los depone -como sería su deber si fueran poder- pese a que no conformes con medio siglo de demostración fehaciente de su incapacidad para conservar a Cuba en el nivel que tenía en 1959 !ahora hasta les hacen striptease!
Hablar de quitarse los calzones en una discusión no suena masculino, pero ya eso no es falta deshonrosa como antes, según la campaña oficial de la sexóloga en jefe, Dra. Mariela Castro Espín. Hay una guapería-gay desconocida en Cuba hasta fecha reciente que emplean algunos jovencitos que se desnudan antes de irse a las manos.
Si -excepto en el ambiente de la cultura- alguien hubiera hablado de "a calzón quitado" en vida de Fidel Castro y antes de estos años de cruzada pro-homosexualidad de la princesa Mariela… Los jefes habrían discutido "a camisa quitada" -frase de desnudés también ramplona pero más aceptable- si le quitaban o no el carnet del Partido por "debilidad de carácter".
Y como ya Mariela sentó que "vale todo" en cuestiones de "preferencias", excepto del cuello para arriba donde hay que ser estrictamente gobiernista-revolucionario, los dirigentes medios y bajos seguirán el ejemplo oratorio del General y pondrán de moda decir que discuten a calzón quitado.
Pero, !criticones que sólo ven las manchas en el sol!; saben  que no fue literal sino una expresión figurada, una forma de hablar del General que gusta de ganarse al público con chistes -como hacia su hermano pero sin el éxito de aquel.
En la legislatura, el parlamento-claque se desabrocha botones, se duerme en masa, pero -al menos en el sentido literal- nadie se quita los calzones ni "se aprieta el cinturón" para discutir, y se quitarían la ropa si se los ordenan pero se morirían de pánico nada más de imaginarse discutiendo.
Como en el cuento en que el rey va desnudo, todo el mundo elogia la belleza del traje, capacidad y patriotismo de los generales en gorra de plato y calzoncillos. Y a la prensa independiente nos toca ir presos, o sufrir accidentes casuales, por gritar "el rey va desnudo".
Defendámoslo: Fue un inocente caso de falta de vocabulario, vulgaridad, pobreza de ideas de quien una propaganda extranjera nos afirma  que, por sus dotes de inteligencia y de prudencia, reformará "el modelo cubano" sacándolo de su bancarrota total.
Lo malo es que hace mucho está estudiado por la psiquiatría que la dificultad para expresarse oralmente corresponde a una dificultad de pensar.
Esto creo que fue lo principal de los discurso y no las promesas de reforma lenta, "mesa servida" para conversar con EE.UU (¿en ropa interior?) y cifras y leyes para salir del hueco, palabras que nada valen si quienes dirigen padecen de esta dificultad invalidante para lograr hechos.
¿Quién no quisiera ser más inteligente y más lindo de lo que es? ¿Quién no ha dicho un disparate al hablar que lo ha avergonzado y puesto a explicar "no quise decir eso, sino…"?  !Que tire la primera piedra al General!
Nadie es culpable de sus limitaciones…salvo que desempeñe cargos para los que no es apto.  Entonces sí no vale defenderse con el derecho de conquista: "Me lo gané a tiros en 1953 y, además, mi hermano me nombró, y nos elegimos luego los unos a los otros".
Defendámoslos, fue un accidente, una casualidad, en Cuba -donde ni por casualidad los gobernantes aciertan- ocurren más casualidades y accidentes que en el resto del mundo:
Masivos "accidentales" rotura de los sobres de todas las cartas del extranjero, y de los teléfonos de los disidentes cuando ocurre algún acontecimiento como las "accidentales" muertes de Laura Pollán y del premio "Sajarov" Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero, la masacre del remolcador 13 de marzo dictaminada "accidente" por el Gobierno que la ordenó, la masacre de pacientes de Mazorra "por causas naturales" igual que la casual muerte "natural" a palos y patadas de Juan Wilfredo Soto, Orlando Zapata y Wilman Villar:
!Qué triste que gobierne y se auto titule "Cuba" alguien tan fatal para los accidentes y de tan pobre instrucción  sin darle  oportunidad de gobernar a tantos otros de superior cultura y sin culpa por la destrucción del País! -Culpa que, por miedo, es obstáculo insalvable para que puedan reconstruir los mismos que destruyeron.
¿Acaso en "el país más culto del mundo" -y "el más democrático del mundo"- cualquier otra persona, en un 80% de la población, no gobernaría mejor?  Y si lo hace igual de mal al menos lo haría con educación.
(Una digresión: ¿Alguien ha definido o explicado alguna vez y en alguna parte que cosa es ese "modelo cubano" que dicho así suena tan científico y fruto de analistas inteligentes y que si lo analizan de verdad puede que no exista y no sea sino el mismo estalinismo trasplantado que atrasó a cuanto país "liberó" con revoluciones socialistas).
Volviendo al tema, concluyo : Según sus limitaciones que lo obligan a leer discursos breves absteniéndose de improvisar por no errar…!Se la comió! (o más bien: !La hizo! -En el sentido figurado más activo del latín cacare, del verbo cacar = Resultado final de la digestión).
Será por su amor a la imposible consigna "hacer más con menos"  o por el críptico slogan "verano por más", pero sí de Fidel Castro pudo decirse "el que mucho habla, mucho yerra", su sucesor en el negocio familiar consigue errores mayores con máxima brevedad de discurso.
Pobre Cuba regida por ancianos que desde muy jóvenes demostraron desde el Gobierno una falta de talento que era la primera condición para permanecer a la sombra de Fidel Castro y que cuando quieren ilustrar con una imagen la intensidad con que debaten sobre los problemas nacionales, dicen que se bajaron los pantalones o se los bajaron a sus colegas.
El idioma Español es rico en frases hechas; para ponderar la firmeza de sus discusiones pudo decir que discutió "apretándose el  cinturón" (que es asegurarse los calzones, lo opuesto de quitárselos) "con las mangas arremangadas" o  hasta "estoy cansao porque me devané los sesos sudando la gota gorda pa' ver cómo funciona algo este desastre sin tener que soltar el poder nosotros pa' que lo arreglen otros más capaces".
Pero ahora, la confesión de parte que escapó de su subconsciente nos traumatiza, "el rey va desnudo" y nos condena a imaginarlo  gobernando a Cuba en cuclillas  "a calzón quitado", como cuando muchachito en su finca natal de Birán hacía una necesidad ineludible abonando el platanal paterno.
Pero, sin querer, con esa frasecita nos explicó mejor que cualquier economista o cubanólogo porqué tras medio siglo de "defensa heróica de nuestra revolución", con constantes promesas de mejora para el futuro, y tras siete años de "reforma" a paso de caracol que no reforma, el País está hecho un estercolero y todo se va a la…  !al platanal!*
*Nota: En Cuba cuando alguien comete un gran error o inconveniencia es dicho popular afirmar que "la cagó". Y en zonas rurales es usual que el sembrado de plátanos, el platanal, próximo a la vivienda cumpla la función de letrina. El autor cree que puede esperar represalias severas con el pretexto de este análisis aunque más bien por otros del pasado -especialmente sobre el control de las iglesias por el Estado y la tortura-  pues, aunque critica el sentido de una frase cierta del discurso, argumenta falta de capacidad de los gobernantes y satirizar a una autoridad -especialmente al Jefe de Estado sobre el que existe la figura delictiva de "desacato a la figura del Comandante en jefe"- es delito sancionado por la ley hasta con 3 años de prisión, o mediante agresiones ilegales pero usuales por parte de agentes de la policía política o de sus instrumentos.

VIDEOS