martes, 3 de julio de 2012

Víctimas del desalojo en Cuba ofrecen testimonios. Videos

Habitantes de Cambute, víctimas del desalojo, protestan en mayo del 2012. Foto: Nery Castillo.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

La Habana, 3 de julio.- A la redacción del Centro de Información Hablemos Press -vía telefónica y personal- han llegado múltiples denuncias, de las propias víctimas, sobre los brutales desalojos llevados a cabo por las autoridades castrista.
Cientos de familias han sido desalojadas violentamente en diferentes regiones de Cuba y sus viviendas demolidas.
Las autoridades castristas actúan con violencia desmedida, y en la mayoría de los casos los funcionarios no presentan una orden de desalojo firmada por un juez, alegando que no es necesaria.

Nuestro Centro, siempre al servicio de la verdad y los derechos humanos, ha elaborado un Boletín Especial con el propósito de informar y sensibilizar al pueblo de Cuba y a la opinión pública internacional para que se sumen a nuestro clamor de justicia por las víctimas del abuso.

En Guantánamo, inspectores de la Dirección Municipal de la Vivienda, encabezados por el vicepresidente del grupo de enfrentamiento, el ingeniero Michel Ramos Rodríguez, desalojaron a tres familias de sus hogares, el pasado 14 de junio.

Elizabeth Batalla, de 20 años de edad, madre de una niña de dos años, víctima de los desalojos, dio declaraciones o a Rogelio Tavío Ramírez, quien colabora con Hablemos Press.


Yanisel González, madre de dos niñas menores de seis años, otra de las víctimas también explicó su situación y envía un mensaje a la opinión pública.

 Otras víctimas también ofrecen declaraciones para que se dé a conocer el caso a nivel internacional. Solicitan la presencia de activistas de derechos humanos en los asentamientos.
   


El opositor Félix Navarro -ex prisionero del grupo de los 75, condenado a 25 años y excarcelado con una licencia extrapenal-, envió una carta, el 27 de junio del 2012, al Fiscal General de la República, General Darío Delgado Cura, para denunciar ante su autoridad el incremento de los desalojos que van acompañados de la demolición de los inmuebles.

Pero los desalojados se sienten desamparados -y acuden a la prensa independiente- porque saben que la fiscalía y el gobierno actúan en abierta complicidad.

El documento LOS SIN CASA CUBANOS fue presentado en el 2007 a varios organismos estatales, algunas de las demandas han sido tomadas en cuenta por las autoridades, otras están a la espera.


LOS SIN CASA CUBANOS”

Hay piedra suficiente y brazos de sobra
para hacerle a cada familia una vivienda
decorosa. Pero si seguimos esperando por
los milagros del becerro de oro, pasaran
mil años y el problema estará igual.”(1)

Fidel Castro Ruz
16 de octubre de 1953

1.- Ciudadanos cubanos que no disfrutamos de una vivienda adecuada hemos decidido integrar el MOVIMIENTO SOCIAL DE LOS SIN CASA con el FIN de contribuir a la satisfacción de esta necesidad básica presentando ante los individuos, grupos e instituciones nacionales e internacionales pertinentes, nuestros reclamos sobre la adecuación de la políticas públicas, los marcos legales e institucionales así como las prácticas sociales para que se favorezca y haga viable, más que impedir u obstaculizar como ahora ocurre, la efectiva y acelerada satisfacción de este derecho humano internacionalmente reconocido.

2.- Por “vivienda adecuada” entendemos lo definido en el Folleto Informativo No 21 de la Lista de Publicaciones de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas en que se lee:

“…disponer de un lugar donde poderse aislar si se desea, espacio adecuado, seguridad adecuada, iluminación y ventilación adecuadas, una infraestructura básica adecuada y una situación adecuada en relación con el trabajo y los servicios básicos, todo ello a un costo razonable.” (página 3 of 30 y 4 of 30, Internet).

3.- Nuestras acciones de reclamo serán en todos los casos no violentas y enmarcadas en la ley, en tanto esta se corresponda con el derecho internacional de los derechos humanos.

No tenemos fundamento doctrinal derivado o asociado a concepciones filosóficas, ideológicas, políticas o de otra naturaleza que no sea el ya mencionado derecho internacional fundado en la Carta Internacional de Derechos Fundamentales y los demás instrumentos jurídicos de las Naciones Unidas de ella derivados o a ella asociados.

4.- Los integrantes del movimiento de Los Sin Casa no tenemos satisfecho este derecho por alguno de los siguientes MOTIVOS:

I.- HACINAMIENTO.

*Vivir miembros de más de una generación  en un mismo inmueble y excediendo por ello lo previsto por la ley de un espacio adecuado de 22,5 metros cuadrados por habitante permanente de una vivienda.

II.- DAMNIFICADOS.

*Haber perdido la vivienda de que disfrutábamos por efectos de:

- desastres naturales (ciclones, inundaciones, etc.);
- incendios;
- alcanzar el estado de inhabitable por falta de reparaciones y mantenimientos oportunos.


III.- LEGALIDAD.

Abandono de domicilio por divorcio u otras causas legales.
Desalojo por parte de las autoridades.

IV.- INFRAESTRUCTURA.

* Vivienda declarada técnicamente inhabitable.
* Derrumbes.
* Carencia de servicios infraestructurales básicos.
* Ubicación en lugares no aptos o seguros para la salud y la seguridad de las personas.

5.- Entre las CAUSAS por las que consideramos que no podemos acceder a una vivienda adecuada cuentan:

* Insuficiente ritmo constructivo, de mantenimiento y reparación de viviendas por parte de las entidades estatales, incluido en ello la modalidad de micro brigadas sociales.

* Prohibición de la venta y compra de viviendas por particulares nacionales.

* Centralización, limitaciones legales, excesivos burocratismo y corrupción en las tramitaciones legales que autorizan (mas bien impiden o limitan) el desarrollo de iniciativas de individuos o grupos para la construcción, la ampliación, el mantenimiento o la reparación de viviendas y elementos infraestructurales asociados a ellas.

* Escasez y carestía de los materiales y medios de construcción a la par de lo cual se exportan recursos de este tipo producidos nacionalmente con fines de lucro o ejercicio de la solidaridad, lo que incrementa las limitantes de satisfacción de este derecho a los nacionales.

* Incorrecta asignación, uso ineficiente y corrupción en el manejo de los materiales y medios destinados a fines constructivos por iniciativa individual, por parte de funcionarios de entidades estatales.

* Prioridad en la asignación por venta o donación de materiales y medios constructivos a quienes manifiestan una supuesta incondicionalidad al régimen y su gobierno, lo que implica discriminación de facto contra los que no siente o, al menos no manifiestan, tal incondicionalidad.

Debe destacarse que es la imposibilidad de satisfacer esta necesidad elemental (básica) una de las muchas razones que hace decidir a miles de cubanos a emigrar o, al menos intentarlo, por múltiples vías, aun con riesgo de la propia vida.

6.- Nuestras ACCIONES  incluirán, entre otras posibles:

Dirigir peticiones y quejas, conforme al derecho reconocido en el artículo 63 de la Constitución de la República , a funcionarios públicos e instituciones estatales.

Dar a conocer a la opinión pública internacional sobre nuestras necesidades básicas no satisfechas y la insuficiente gestión gubernamental en esto, sobre todo en los últimos 20 años.

Condenar toda política de terceros que obstaculicen la realización de nuestra visión y misión, aún cuando esto sea indirectamente.

Mantener al tanto de nuestro quehacer, de la reacción gubernamental ante nuestros reclamos y de toda posible acción represiva contra nuestros integrantes, a la opinión pública e instituciones correspondientes.

Solicitar a individuos, grupos e instituciones de todo tipo que potencialmente puedan ser contribuyentes a nuestros esfuerzos para propiciar soluciones efectivas e inmediatas por autogestión a nuestros problemas de vivienda e infraestructuras correspondientes.

Realizar mediciones independientes de opinión entre individuos con este derecho insatisfecho, entre especialistas con criterio autorizado sobre el tema y entre población en general.

Obtener y tratar de aplicar por todas las vías posibles, experiencias exitosas en este campo de terceros y que sean aplicables integra o parcialmente en nuestras condiciones.

7.- Nuestras PROPUESTAS  INICIALES  incluyen:

El cese inmediato de las exportaciones de medios y materiales constructivos que no constituyan excedentes de la demanda interna real y su asignación para el consumo interno del país.

Que sean ajustados los precios de los medios y materiales de construcción con el fin de hacerlos asequibles al pobre poder adquisitivo de los salarios pagados a los trabajadores en moneda nacional.

Reducción de los trámites burocráticos y las prácticas de corrupción en todo lo concerniente a esta esfera, comenzando desde los niveles más altos de las instituciones correspondientes.

Despolitizar los criterios de asignación de medios, recursos y los propios inmuebles a la población, dejando que solo dependan de los recursos honestamente adquiridos por los individuos y de los esfuerzos personales de los sin casa, quedando el Estado, sus instituciones, a cargo solamente de los denominados casos sociales.

Impuestos adecuados y crecientes a quienes posean recursos suficientes pueden ser fuentes de fondos para cubrir en parte los gastos destinados a dichos casos sociales.

Crear el propio Estado, con capital compartido o con donaciones, zonas residenciales con la urgencia requerida y sin descuidar por ello la calidad, para hacer posible la venta, o asignación en los casos sociales, de terrenos destinados y aptos para la construcción de viviendas decorosas y conforme a planes de urbanización que detengan el actual caos en este asunto.

Establecer de nuevo el puesto laboral de “encargados” de edificios múltiples y que perciban salarios acordados con los vecinos y, en los casos posibles, una vivienda en alguno de los edificios atendidos.

Agilizar los trámites, aliviar la carga fiscal y el número de pasos burocráticos para la entrega de permisos de construcción, ampliación, mantenimiento o reparación de viviendas.

Crear los marcos legales e institucionales que permitan operar a las brigadas (microempresas) integradas por particulares, conocidos en nuestro país como “contratistas”, para los fines constructivos bajo libre contrato con los demandantes de sus servicios.

Se les debe facilitar a estas entidades la posibilidad de efectuar compras a precios mayoristas de sus medios de trabajo e insumos para sus labores.

Levantar las prohibiciones de venta y compra de inmuebles por particulares nacionales en los casos en que el interés social no prime sobre tales transacciones y así hacer cumplir todos los aspectos del derecho de propiedad, hoy limitado en exceso desde la propia ley y en las prácticas sociales.

Que sean concedidos préstamos bancarios con intereses razonables y con los más prolongados plazos de amortización posibles con fines de construcción, reparación, ampliación o mantenimiento de viviendas.

Autorizar la entrega de licencias para todas las actividades que por la modalidad de autoempleo (cuentapropistas) se relacionen con la solución del problema de la vivienda y los elementos infraestructurales asociados a este.

Si no tienes satisfecho este derecho humano a una vivienda adecuada, ¡únete a nuestro movimiento en la certeza de que entre todos si podemos lograr lo que aislados no!

A propuesta de Promotores de la Corriente Martiana en el año 2007 y desde la Ciudad de la Habana , quedamos de Uds., los también ciudadanos cubanos  sin casa,

Roberto de Jesús GuerraPérez                                                         

Moisés Leonardo Rodríguez Valdés



La policía monta pertenencias




Yanisel González junto a su rancho

VIDEOS