jueves, 12 de julio de 2012

Remolcador 13 de Marzo: La justicia que espera


Por Ernesto Aquino/ Hablemos Press.

La Habana.- Con el telón de fondo de las tradicionales persecuciones, arrestos y agresiones de la policía política contra todos los defensores de derechos humanos, están cumpliéndose 18 años del hundimiento del remolcador 13 de Marzo: Un alarde de brutalidad -ordenado por Fidel Castro-, que demuestra la falta de autoridad moral de las tiranías.

Este año, la justicia que se quedó esperando seguirá levantando la voz, desde todos los corazones que defienden el derecho a la vida,
para seguir condenando la masacre y exigiendo que los culpables sean castigados.

Para algunas instituciones y personalidades que se pronunciaron contra ese genocidio, en el momento de conocerse, parece que fue suficiente una declaración tímida, ambigua y afeminada para sentir que habían saldado su compromiso con las víctimas, sin que se viera afectado su apoyo incondicional a los victimarios.

Pero todos los seres humanos, que sienten trepidar en lo más profundo de sus entrañas, su amor y su respeto por el sagrado derecho a la vida, no detendrán su clamor ante los tribunales del mundo, hasta que la justicia rinda su tributo de reverencia debida a los hombres, mujeres ¡y niños! que perdieron la vida en uno de los actos de barbarie más bochornosos y lesivos llevados a cabo -con absoluta impunidad- por el régimen de Fidel Castro.

A las víctimas del hundimiento
del Remolcador “13 de Marzo”.

No me preguntes
si puedo perdonar al asesino,
o si voto a favor de la pena de muerte.

Si estoy frente al cadáver
-para siempre- de un niño;
o me muero en el cuerpo sin vida
de cualquier inocente,
no me pidas
que declare mis extremos
ni me convoques a juicios radicales.

Yo sólo tengo corazón para la víctima;
y un vacío de truenos y alaridos
¡Donde no te aconsejo
poner a los culpables!

VIDEOS