jueves, 12 de julio de 2012

Cuba: Fallece prisionero que fue inyectado con agua

Por Marco A. Lima Dalmao/ Colaborador de Hablemos Press.

Holguín, 12 de julio.-  Yaniesky Santiesteban Anzardo, falleció luego de recibir una inyección de agua, debido a la falta de credibilidad y el abandono de las autoridades penitenciarias y trabajadores de la salud pública.
Los prisioneros, Yoandri Lafargue Robert y Rubén Cintre Rodríguez,  informaron que Santiesteban Anzardo, un reo común, de 25 años de edad, que cumplía una condena de 16 años de privación de libertad, en la Prisión Provincial de Holguín, falleció el pasado 7 de julio en la sala de Penados del Hospital Lenin, donde había sido trasladado el día anterior.
Los médicos inyectan agua a los pacientes, por orden de los militares.
Santiesteban, que pertenecía al destacamento 4, llevaba más de doce días sufriendo un dolor abdominal sin que las autoridades del penal le hicieran caso, pues alegaban, que el reo estaba fingiendo, -dijeron los denunciantes.
“Cuando lo llevaron a la posta médica, el veterinario [médico] Issac, por órdenes del capitán Alberto -que dijo que Santisteban estaba fingiendo-, le inyectó agua, y tres horas después fue conducido a su celda”, -afirmó Cintre.
“Alega la doctora, 1er teniente Viera Alferza Luque, jefa del Hospital Provincial de Internos de Holguín, que ella hizo lo que pudo, que no es adivina, y que muchos internos vienen fingiendo dolores para ser inyectados y así sentirse drogados”, -destacó Lafargue. 
Santiesteban Anzardo, era vecino del pueblo Retretes, en el municipio Banes, provincia Holguín; falleció en horas de la madrugada del 7 de julio.
Los médicos, informaron a los familiares que "la causa de muerte fue una peritonitis aguda", pero la gravedad del estado de salud del recluso -y su posterior muerte- fueron resultado de la falta de asistencia médica especializada y la indiferencia de los militares, que no tomaron a tiempo las medidas que correspondían para que el preso recibiera la atención médica.

VIDEOS