viernes, 20 de julio de 2012

Continúan las huelgas en Camagüey

Por Jorge A. Liriano Linares/ Hablemos Press.
Camagüey, 20 de julio.- Nuevas víctimas de la injusticia y la arbitrariedad de los tribunales revolucionarios se suman a las manifestaciones  de protestas, acudiendo a la huelga de hambre.
En lo que va de mes, la cifra de huelguistas -en la prisión provincial Kilo 7 de la provincia Camagüey- se aproxima  a unos 20 sancionados que demandan procesos legales y trasparentes donde poder demostrar su inocencia.
Según fuentes oficiales, que por razones de seguridad no deben ser identificadas, la mayoría de los prisioneros en huelgas son ocultados celosamente por las autoridades que parece no les conviene hacer pública la tendencia de los demandantes, ni incluso informar a las instancias superiores.
De hecho, el preso común William Leiva Calzado, ya arribó a 30 días sin comer, corriendo el riesgo de muerte, ahora en las celdas de castigo de la prisión Kilo 9, a donde fue trasladado recientemente para continuar con los actos de tortura que le aplican desde los inicios de haberse declarado en huelga.
Similar situación enfrenta el recluso Eyniersi Ramírez Batista, que ya cumplió 18 días rechazando alimentos y está confinado en la celda número 3 del corredor de las torturas en Kilo 7. En celda aledaña permanece  el reo José Alberto  Recio Quindelán, de 35 años de edad, el cual cumplió 15 días sin comer, ambos en abierta protesta contra el fraude y la corrupción del sistema judicial que lo sancionara antes procesos amañados.
Hay que destacar que estos dos últimos retoman por segunda ocasión la huelga luego de ser engañados por la Fiscalía.
Mientras otros huelguista mantienen su posición desde sus áreas de encierros, llamando la atención el caso de los sancionados Yoslan Díaz Quiñones y Daykel Charló Pérez que ya cumplieron 8 días en huelga y  sin beber  agua. 
Reclaman un proceso legal  que pretenden imputarle para justificar y exonerar de responsabilidad judicial a funcionarios del MININT de la prisión Kilo 9.
Ambos en posición de plantados, permanecen ignorados por las autoridades, sin recibir asistencia médica, por lo que su estado se agrava por día.  

VIDEOS