lunes, 2 de julio de 2012

67 prisioneros víctimas de brutales golpizas en Kilo 7


Por Jorge Alberto  Liriano Linares/ Hablemos Press.

Camagüey, 2 de julio.- La enorme cadena de maltratos físicos y lesionados graves que mantienen las fuerzas del orden interno en la prisión provincial Kilo 7, en Camagüey, contra los sancionados, no tiene para cuando acabar.
Al parecer el gobierno y su máxima dirección política prefieren mantenerse al margen aún cuando las evidencias confirman la realidad de cómo viven y son tratados los presos en esta cárcel del centro oriental de la isla.
Al cierre de este primer semestre del año, 67 prisioneros resultaron víctima de brutales golpiza que pusieron en riesgo sus vidas.
Por otra parte, más de un centenar de reclusos que reclamaban sus derechos fueron enviados a la celda de castigo para ser sometidos a crueles torturas en detrimento  de su integridad y dignidad humana.
Cada año la ola de violencia represiva aumenta, dejando a su paso mayores secuelas de destrucción y muerte.
¿Quién será la próxima víctima? ¿Hasta cuándo se seguirá repitiendo años tras años la misma historia? Resultan las mayores preocupaciones de los confinados tras los muros del terror en esta institución carcelaria.

VIDEOS