viernes, 29 de junio de 2012

Moral en calzoncillos


Por Pedro Argüelles Morán/ Periodista Independiente.

Ciego de Avila.- Los voceros del régimen totalitario castrista se rasgan sus vestiduras en cuanto Foro Internacional participan, pidiendo a grito “la no intervención en los asuntos internos de los pueblos y el respeto a la soberanía de cada país” y todo esto sin tener en cuenta que desde el propio año 1959  en que secuestraron el poder en Cuba han estado enviando cubanos y de otras nacionalidades a distintos puntos cardinales del planeta para crear focos guerrilleros y subversivos con el fin de adueñarse del poder.
Ejemplos sobran tanto en América Latina, el Caribe, África y  hasta en Asia.
Ahora toca el turno a Paraguay, y luego que el senado de ese país suramericano aplicara el artículo 225 de la constitución paraguaya  y destituyera al presidente Fernando Lugo por presunto mal desempeño en sus funciones, esto dio motivos a una declaración del ministerio de mentiras exteriores del régimen de la Habana, donde se aplicará  “condena  enérgicamente el golpe de estado parlamentario”.
Continúa la declaración “este golpe se suma a la larga lista de atentados contra la autodeterminación de los pueblos” y prosigue “hechos como este pretenden frenar los procesos de cambio progresista” para concluir que “el gobierno cubano declara que no reconocerá autoridad alguna que no emane del sufragio  legitimo  y el ejercicio de la soberanía por parte del pueblo paraguayo”. Todo lo anterior con fecha La Habana 23 de junio 2012.
Con que moral el régimen comunista cubano puede hablar de “emane del sufragio” pues en la constitución socialista cubana solo hay un único partido político permitido y es el comunista, y cuando Fidel y Raúl Castro han sido electos mediante el “sufragio  legítimo”.
¿Contra qué contrincante  se enfrentaron ellos y en cuales elecciones democráticas resultaron elegidos?.
Como se puede hablar de “autodeterminación de los pueblos” después de enviar a matar y a morir a miles de compatriotas en “otras tierras del mundo”, conociendo los casos del Che Guevara y la guerrilla cubana en Bolivia, las llamadas misiones  militares internacionalista en Angola  y Etiopía  y las infiltraciones de cubanos armados en Venezuela y en República Dominicana,  por solo citar algunos ejemplo.
Como se puede hablar de practicar el doble rasero con relación a los Estados Unidos y otros países democráticos y a la vez los amos del palacio de la revolución aplican precisamente ese mismo doble rasero a la hora de reflexionar sobre temas tanto nacionales como internacionales.   

VIDEOS