Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
viernes, 17 de junio de 2011

viernes, junio 17, 2011
Añadir leyenda
Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/Hablemos Press.

robersm2007@gmail.com



La Habana, 17 de junio.―La activista Eunices Madaula Fernández leyó por teléfono a esta agencia desde la ciudad de Santiago de Cuba un comunicado enviado, el miércoles, por Jorge Cervantes García, que permanece en huelga de hambre desde el 29 de mayo.

El comunicado leído el jueves dice: Hospital Provincial de Santiago de Cuba. A mis familiares y hermanos de lucha. Hago conocer que en el día de hoy miércoles 15 de junio del 2011, un alto oficial de la Seguridad del Estado, quien me pidió no revelar su nombre, me comunica que la verdad es que desde el mes de enero el tribunal decretó la revocación de mi libertad condicional debido a mi participación en los actos de protesta realizados en Contramaestre (Santiago de Cuba) en apoyo al expreso político Agustín Cervantes García, durante el mes de diciembre del 2010.

El oficial confesó que no se me había detenido antes porque se esperaba que yo viajara a España junto a Agustín, quien fue excarcelado y deportado a ese país dos meses más tarde.

Manifiesta el militar que al yo rehusar salir del país sin la compañía de mis hijos y continuar participando en actividades contrarrevolucionarias se procedió a mi arresto el pasado 29 de mayo.

Pregunté al oficial por qué razón no se me ha comunicado oficialmente todo eso durante me arresto, que durante mi permanencia en el Centro de Instrucción de la Seguridad del Estado en Versalles, el mayor Enrique junto a un Teniente Coronel solo me dijeron que se me revocaba por mantener una conducta antisocial.

Se me forzó a vestir el uniforme de preso en dos ocasiones y con él puesto un grupo de 7 personas me realizaron 4 filmaciones en un cuarto dirigido por el mayor Enrique, en ellas me recalcaban que yo no estaba allí debido a mi posición política, que yo era un vulgar delincuente común, que si moría en la huelga de hambre era por culpa mía.

Desde mi detención y toda mi estancia en ese lugar me negué a hablar con nadie como símbolo del desprecio que siento por esa banda de asesinos.

Me mantuvieron todo el tiempo confinado en una celda tapiada en penumbra, con una tabla por colchón, sin ropa pues los uniformes los hice pedazo. Me negué a toda atención médica acompañada de torturas.

Prometí al oficial no revelar su nombre con la condición de que se declare oficialmente las verdaderas causas de mi arresto, me dijo que así se haría.

Hoy escribo desde la sala de Terapia Intensiva de Emergencias del Hospital Provincial con 17 días de huelga de hambre. El estar aquí y no bajo tortura agradezco a mi amada familia con mi madre a la cabeza, y al apoyo resuelto de muchos hermanos de lucha que desafiando a los verdugos extienden sus manos y sus voces solidarias.

No sé hasta cuando resistirá mi cuerpo, pero si hasta donde mi espíritu. Libertad o Muerte. Dios, Patria, Justicia y Paz. Firma Jorge Cervantes García.

Random Posts

CARICATURAS