viernes, 12 de noviembre de 2010

Presos cubanos sometidos a trabajo forzado

Por Jorge Alberto Liriano Linares/ Hablemos Press.


Camagüey, 10 de noviembre.― Muchos deberes y pocos derechos, como los siervos en tiempo de feudalismo, forman parte de los mecanismo de represión que aplica el Ministerio del Interior y su corrompido sistema penitenciario.

Vivo ejemplo de ello son lo cientos de presos sometido a trabajo forzado en la fábrica de materiales de la construcción, ubicaba tras los muros de la prisión Kilo 8, en Camagüey donde se evidencian práctica de explotación degradantes e inhumanas.

Según declaraciones del reo José Mendosa Botel, el hambre a lo que son sometidos redunda en la desnutrición y el desfallecimiento. Incidiendo en el decrecimiento de los niveles productivos y el desgaste físico de los seres humanos que allí laboran.

A su vez se pronunció públicamente el ciudadano Reinaldo Domínguez Rodríguez quien funge como administrador y representante de la empresa Provari, que patrocina la entidad fabril, alegando, “no se puede exigir que trabajen, con hambre ni los animales obedecen a sus amos’’.

Lo cierto es que los presos continúan siendo un gran negocio para el Ministerio del Interior de la isla, que lo utilizan como mano de obra barata, aprovechándose de la limitación de sus derechos y a costa de la vida de los mismos para explotarlos y esclavizarlos.

Rasgos colonialistas que los revolucionarios uniformados aun no logran erradicar.

No hay comentarios:

VIDEOS