sábado, 27 de noviembre de 2010

Los derechos no se mendigan

Por Leonel Castellanos Rodríguez/Hablemos Press


´´´Cuanto hice hasta hoy y haré, es para eso”
José Martí

Al empezar este artículo me vino a la mente una canción que es décima pura con ritmos y acordes de un son montuno………… aunque yo sea guajiro natural, no te equivoques……Composición del cantautor cubano ya desaparecido, Polo Montañez, la canción es una crítica denunciante hacia todo aquel que por momentos intenta aprovecharse de situaciones o escenas en donde participa de alguna u otra forma el ser humano.

Siempre ante un ring de boxeo, el apostador gana mucho más que el gladiador que en la arena moderna combate, incluso en ocasiones suele apostar a ambos luchadores porque es su ánimo de lucro, su beneficio prioritario. Los oportunistas y testaferros de la ventaja, no escatiman momentos ni esfuerzos para asumir el roll del ardí y de la indecencia a fin de conseguir un tributo a su ego, a sus vicios y a su esencia de impropio.

Si al cazador se le prohíbe obtener una presa en una zona del bosque vedada por leyes que nadie entiende pero que están ahí para restringir su accionar, aun cuando este actuar logra que sus hijos lleven un bocado a su mesa, si legalmente el cazar es una felonía cuando no se permite, si es indigno y atroz hacerlo, si es un descalabro incumplir las normas por una causa justa, ¿qué será entonces dejar morir a sus hijos por hambre?

Hace muchísimo tiempo que en mi país la libertad de expresión y la libertad de derechos, no son un traje con que vestirse cotidianamente, hace muchísimo años de las entrañas del pueblo han nacido verdaderos héroes, muchos reconocidos, otros anónimos, que elevan la bandera del desafío ante una dictadura impuesta, , hace mucho tiempo está prohibido ejercer el periodismo, el arte, y toda manifestación que lleve implícito precisamente el reclamo de que se permita hacerlo con toda libertad, y eso, no ha impedido continuar haciéndolo.

Detrás del inmenso telón de enfrentamientos ideológicos y políticos, detrás del riesgo y de la audacia conque muchos cubanos diseñamos, actuamos y dirigimos la obra de la oposición, se hallan los tramoyistas enajenados, soberbios, autosuficientes e irresponsables, de los ventajistas que ven en el trasfondo político, el lujurioso trasfondo económico. No importa cuál sea su rama, religiosa, publicitaria, gubernamental, no importa cuál sea su espíritu, puede ser de flora o de fauna, al fin y al cabo el tronco es el mismo, utilizar los peones en el tablero de 64 casillas para obtener el triunfo tan beneficiario y cuantioso, a su antojo.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, resume y explica en su Artículo 14 el Derecho de Asilo, es un párrafo que comprende la posición que debe de adoptar y asumir cualquier gobierno o cualquier país ante la demostración por cualquier ser humano de que peligra su integridad física, la de su familia, su libertad o que sus principios y derechos se vean amenazados. Todo ser humano a partir de entonces cuenta con el derecho de solicitar asilo a cuanto país decida hacerlo, le pertenece, es auténticamente un derecho ya heredado, por tanto, no se mendiga y otorgársele no es un favor, ni una caridad.

Cuanta organización se entienda de hacer cumplir tal misión en toda tierra, en todo tiempo y ante los ojos de Dios, les pido de favor que no adopten posiciones sarcásticas y cínicas solo cumplan con el deber que la autoridad que en sus hombros descansa les hace asumir.

Si para ti que lees este artículo te es indiferente el papel de muchos opositores dentro y fuera de cuba, si para ti tu empleo, tu tarjeta de cash, tu auto o tu inconmensurable ego personal es más importante que el deber que en tu conciencia habita, si para ti la suerte de aquellos que eligieron el camino de luchar es tan solo una oportunidad para sustentar tu bolsillo, si para ti el sufrimiento de quienes viven bajo el fuego de la miseria y la injusticia es solo una forma de que te sonrían los elogios y la plasticidad, si para ti conocer lo difícil que es estar tras los barrotes imaginarios que imponen alrededor de toda la isla de cuba aquellos que como tú solo piensan en si mismo, si para ti soy un periodista o un escritor que por decir la verdad y por encontrar una salida pacífica para la inserción de una democracia en mi gente y junto a la bandera de la estrella solitaria hondeé la de la verdadera libertad, y eso solo significa para ti números y ascensos, y te es inadmisible entender y actuar de manera que favorezcas con ayuda y apoyo a todos los que nos encontramos en el círculo de la oposición, si solidarizarte te cuesta, si entrelazarte en nuestras filas te provoca terror, si eres tan poca cosa, si eres apenas un paria y no cuentas con el valor de enfrentar a quienes nos oprimen hasta las últimas consecuencias y bajo cualquier circunstancia, al menos ten la cordura y la decencia de respetar nuestro oficio, nuestro derecho y nuestro deber de ser un cubano que arriesga hasta su vida por devolverle a Cuba la sonrisa y al esperanza de un mañana mejor.


Cuanto hice hasta hoy y haré, es para eso. JM.


Nov/26/2010.

No hay comentarios:

VIDEOS