viernes, 6 de agosto de 2010

Reos utilizados como manos de obra barata.

Por Jorge Alberto Liriano Linares/ Hablemos Press.

Camagüey, 4 de agosto.―  La falta de sensibilidad humanitaria de los directivos de la empresa estatal socialista, PROBARI. Asociados a las corrompidas y sanguinarias fuerzas represivas del Ministerio del Interior que responden a los órganos de prisiones de esta provincia, es la principal causa que genera múltiples accidentes.
Una fábrica de materiales de la construcción en pleno siglo XXI  que somete a esclavitud y explotación a ciento de reclusos confinados en la prisión Kilo 8, trae como resultados los altos niveles de prisioneros lesionados.
En lo que  va de  año  16 prisionero han sido víctima de accidentes fatales que pudieron haberse evitado si la empresa PROBARI  respetara las normas, leyes y derechos que amparan a los seres humanos. Y no abusara de los presos, explotándolos como bestias, en sustitución de las maquinas y la tecnología.
Recientemente corrió el riesgo de perder su vida el preso común José Ángel Ortiz Sánchez, quien  se  cercenó  un dedo  de la mano derecha en el accidente. Cuando cargaba un equipo pesado como un animal de tracción.
Los reclusos afectados por accidentes  en la fábrica asesina, coinciden en que los obligan a trabajos inhumanos sin remuneración salarial, sin ropas, sin zapatos, sin guantes para la protección de las manos.  Y cuando se accidentan o se enferman los encierran sin consideraciones ni indemnizaciones.
La mencionada industria esclavista concebida por el Ministerio del Interior para la explotación discriminatoria de los prisioneros sobre cumple sus planes de producción, espoliando manos de obras baratas y sin los más elementales derechos humanos. 
Exponiéndolos durante  jornadas de 10 horas, a merced del sol y la lluvia, descalzos y cubiertos con harapos sometidos bajo un escaso y pésimo régimen alimentario y la contaminación de sustancias toxicas que van en  deprimento  del organismo humano. Por lo que muchos parecen de enfermedades respiratorias y de la piel.
Evidentemente para las fuerzas represivas al servicio de la dictadura, los presos carecen de derechos. Para su socia,  la empresa PROBARI   es un lucrativo y rentable negocio, eso de producir sin gastar.  A fin de cuentas las cárceles cubanas son destrucción y muerte.
Que tiene de malo explotar y esclavizar estas fuerzas, sin futuro y derechos en la vida ¿Verdad?

No hay comentarios:

VIDEOS